Cuida la salud de tu familia; ten un médico familiar

medico familiar
Una de las grandes preocupaciones de todo cabeza de familia tiene que ver con la salud de cada uno de sus miembros. Y no es para menos. Las enfermedades que atacan a un individuo por regla general constituyen una carga para todo el grupo familiar, no solo desde el punto de vista económico, sino también desde el punto de vista emocional y físico.

Hasta hace menos de 100 años en la mayoría de los países del mundo las familias se constituían con un número extenso del hijos. Aún hoy en día en algunos países menos desarrollados tener muchos hijos era una garantía para el mantenimiento de la familia pues una enfermedad podía matar o incapacitar a uno o más de sus miembros y era poco lo que se podía hacer. En pocos países existía un sistema de salud integral y el acceso a los servicios médicos resultaba muy costoso.

Hoy en día los servicios médicos se encuentran más extendidos aunque no dejan de ser onerosos en muchos casos. Sin embargo, con cada vez más frecuencia se está dando énfasis a la atención de salud primaria mediante el trabajo de los médicos familiares. Estos profesionales están en capacidad de atender, diagnosticar y tratar entre el 85% y el 90% de las enfermedades de los miembros de una comunidad, y es por eso que en muchos países más del 50% de los médicos empleados por los sistemas de salud gubernamentales pertenecen a esta categoría.

Es por ese motivo que una buena práctica es contar con un médico familiar de confianza, lo que también se conoce como médico de cabecera. Por lo general su consulta debe estar cerca de nuestro domicilio para que el transporte hacia él, o su visita a domicilio, sean lo más cómodos posibles. Además debería estar formado en el área que sea más útil a nuestro núcleo familiar. Por lo general son pediatras o gineco/obstetras, pero según el caso también pudieran ser internistas o geriatras.
Aun cuando solo se trate de una enfermera o un auxiliar de medicina, debes contar con este recurso si quieres asegurar la buena salud de tu familia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada